Desde 2019 Sumal ha elegido la energía solar

La energía solar o fotovoltaica se posiciona como una de las energías renovables más eficientes. No emite gases de efecto invernadero y, por tanto, no contribuye al calentamiento global. La energía solar no emite sustancias tóxicas, ni genera residuos que puedan provocar la contaminación del agua, un hecho importante teniendo en cuenta los últimos estudios sobre la escasez de agua.

En nuestra fábrica situada en Rubí (Barcelona) disponemos de más de 1235 paneles solares en una superficie aproximada de 5000 metros cuadrados. Generamos con estos paneles una potencia de 400 kilovatios pico (kWp), lo que supone una producción energética anual estimada de 400 MWh al año. Según estos datos y comparándolos con el uso de la energía en los hogares españoles, producimos gracias a esta energía renovable el equivalente al consumo eléctrico de más de 100 hogares.

Según los cálculos de nuestro equipo técnico evitamos la emisión de dióxido de carbono equivalente a la plantación de 2000 árboles.

Sumal siempre apostará por la innovación y el desarrollo, tal y como dicta la misión de nuestra empresa.