Contenedor textil métalico

Los contenedores textiles nos permiten garantizar el transporte y almacenaje de rollos de tela y de ropa, de una forma fácil y cómoda.

La gran ventaja de los contenedores textil es que son completamente versátiles y presentan unas grandes ventajas a la hora de almacenarlos, cuando no están en uso.

Podemos distinguir dos grupos para este tipo de almacenaje:

Contenedores estantería:

Este tipo de contenedores disponen, por lo general, de una base y 4 montantes, aunque hay diferentes modelos según las necesidades. Los montantes son extraíbles y las bases apilables, por lo que una vez no están en uso se pueden almacenar ocupando el mínimo espacio posible en nuestro almacén.

Son fáciles de transportar gracias a carretillas manuales o elevadoras y se pueden montar tipo estantería, asó optimizar al máximo nuestro almacén.

Contenedor textil:

Por otro lado nos encontramos con los contenedores textiles con una base que puede ser de PVC o chapa y dos laterales, estos pueden ser plagables o fijos. A menudo llevan barras para arriostrar el contenedor y que así quede todo más compacto.

Son apilables de igual manera que los CE y en el caso de ser plegables podemos apilarlos plegados también.

Cada contenedor textil dispone de diferentes características para cubrir todas las necesidades del mercado.